Llámanos: +34 96 267 39 39

Jornada en la Clínica Lledó

Captura Lledó grupo

He estado hace poco en Alicante, en la consulta donde trabaja un compañero y amigo de hace mucho tiempo. Es la Clinica LLedó, y de vez en cuando nos juntamos allí el equipo de terapeutas que tratan patología neurológica y nos dedicamos durante toda la jornada a valorar, dar opinión, consejos, ideas….básicamente seguir aprendiendo de / con las personas con trastornos neurológicos.

En esta ocasión vimos a cuatro pacientes, dos de los cuáles eran de larga evolución. Personas que seguían acudiendo a terapia con muy poca frecuencia, pero que no querían “soltar” el vínculo o la dependencia de su terapeuta.

La reflexión que me gustaría compartir es que lo primero que uno piensa al ver este tipo de pacientes es: “¿y qué puedo aportar yo en estos casos, donde se ha intentado ya todo lo posible, donde ya ha pasado tanto tiempo, y donde se conoce tan bien a la persona…?”…

Parece, de entrada, muy difícil ofrecer nuevas estrategias de trabajo, ya que lo que uno hace habitualmente en su día a día con el paciente no parece resultar atractivo, ya es conocido, ya se ha experimentado y no tiene impacto en uno mismo.

Pero no es así. Lo que uno hace, o como cada uno plantea el tratamiento, o con los elementos que “juega” en cada sesión, son individuales, personales y caracterizan a cada terapeuta como tal. Así que resulta altamente interesante y productivo para todos ponerlo en común. Unificar las individualidades de cada uno, compartir el modo de pensar determinado de cada uno y tener la mente bien abierta para saber acoplar las ideas de los otros a las nuestras, las que nos salen fácilmente.

Captura Jaime

Lo que he aprendido:

Yo he aprendido que lo que hago habitualmente, lo que para mi es tan familiar y “automatizado” no lo es para mi compañero, y así sucede a la inversa.

Lo que aconsejo:

Recomiendo proponerse, como un modo de formación continuada muy accesible y barata, reunirse cada cierto tiempo con compañeros que trabajen la misma patología que nosotros, y tratar a un paciente juntos. No se sabe lo provechoso que es hasta que se prueba.

Comentarios

comentarios

Esta entrada ha sido publicada en experiencias. Enlace permanente.