Llámanos: +34 96 267 39 39

La observación

La última reunión de nuestra asociación AETB (Asociación Española de Terapeutas Foto con Bettina y SamuelBobath) se celebró en Las Palmas de Gran Canaria con la realización de varios actos formativos que vale la pena compartir:

  • Dos  Talleres para fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, de una jornada de duración, con el tema de la Marcha y el Control Postural en bipedestación, impartidos por tres Tutores Bobath (Bettina Paeth, Samuel Jiménez y yo).
  • Una Jornada formativa en donde, a parte de varias ponencias, expusimos los tres Tutores nombrados anteriormente una charla acerca de la importancia de la observación.

Pues sí, la observación como tal merece un tratamiento individualizado, ya que podemos llegar a sorprendernos de lo que  la vista nos llega a aportar en la valoración de nuestro paciente. Eso sí, bien entrenada.

En nuestro proceso de pensamientos y toma de decisiones que guían nuestra práctica clínica, denominado Razonamiento Clínico, llevamos a cabo unos cuantos pasos, entre los cuáles se encuentra la recopilación de datos.

Dentro de la misma nos encontramos con la entrevista, la aplicación de escalas de valoración, y el análisis del movimiento a través de la observación y de la palpación (información visual y estereognósica).

Mediante la observación podemos:

  • Realizar un primer análisis del Movimiento y de la Postura.
  • Conocer al Sistema Nervioso Central en estado puro, sin influencias.
  • Saber más del paciente como persona
    • Cómo se enfrenta mientras camina, se sienta, se comunica, se descalza…
    • Cómo es / cómo se comporta: pide ayuda, se le observa nervioso, parece motivado…
    • Qué tal es el entorno en el que se mueve: viene con acompañante, se pega a la pared al caminar, se para mientras habla…
    • Intuir el potencial del paciente, que, sumado al resto de informaciones, nos confirmará si estamos frente a un caso con un gran potencial emergente o no.

untitled

No desestimemos nunca el parámetro de la observación. No dejemos de mirar desde el primer momento a nuestro paciente. No nos perdamos nada de lo que haga. Es posible que no sepamos enseguida lo que hacer con esa información, pero puedo asegurar que bien guardada en la memoria durante no muchos minutos puede ser de gran ayuda cuando se combina con el resto de informaciones provenientes de la palpación, la entrevista o la aplicación de pruebas relevantes. En no pocas ocasiones me he alegrado de haberle observado con detenimiento, ya que gracias a ello he podido entenderle mejor, y, por tanto, ayudarle más en sus objetivos.

Poca observación y muchas teorías llevan al error. Mucha observación y pocas teorías llevan a la verdad

Alexis Carrel

 

 

 

}

Comentarios

comentarios

Esta entrada ha sido publicada en experiencias, Formación. Enlace permanente.